Acceder
 

Noticias Noticias miembros

SALTOKI; OPERADORES ESENCIALES EN LA CRISIS DEL COVID‐19 El motivo de la presente comunicación es poner de manifiesto la importante labor que, en la actual coyuntura, están desarrollando los miles de empresas y profesionales dedicados al mantenimiento y reparación de las instalaciones que proporcionan los suministros básicos (electricidad, agua, calefacción, climatización, etc.). Con su trabajo están garantizando que nuestras infraestructuras críticas, tanto públicas como privadas, continúen funcionando al extraordinario ritmo que exigen las actuales circunstancias.

  |   Noticias, Noticias miembros

 
En estos momentos, en los que el personal sanitario, servicios de emergencias o cuerpos
de seguridad están poniendo lo mejor de sí mismos para contener el avance del virus
covid‐19, se hace más necesario que nunca que puedan contar con todos los medios para
realizar su trascendental labor. En ese sentido, el papel de los instaladores (electricistas,
fontaneros, lampistas…) es fundamental para que el sistema pueda seguir funcionando
durante esta crisis sanitaria.
Debemos ser conscientes de que todas esas instalaciones básicas han sido diseñadas para
trabajar dentro de unos rangos de normalidad. Sin embargo, es evidente que la
emergencia sanitaria que estamos viviendo, así como las medidas que han debido
adoptarse para tratar de contenerla, están motivando que el uso de estas infraestructuras
supere cualquier previsión que hubiera podido realizarse.
Desde la declaración del Estado de Alarma, los instaladores han venido realizando un
enorme esfuerzo en beneficio de nuestra sociedad, llevando a cabo intervenciones para
asegurar el correcto funcionamiento de todas las infraestructuras básicas y de primera
necesidad.
Como ejemplo de esta labor, algunas de estas actuaciones están relacionadas con la
puesta en marcha de hospitales de campaña, tales como la instalación de circuitos de
vacío para los sistemas de oxigeno o el montaje de equipos médicos y de abastecimiento
de Agua Caliente Sanitaria; otras en hospitales ya existentes, como la instalación de
material eléctrico, iluminación y cámaras para el seguimiento de enfermos en UCIs,
trabajos para permitir la ampliación de nuevas plantas, acondicionamiento de baños,
reparación de las redes de abastecimiento…
Y también hay muchos instaladores que están desarrollando una labor más silenciosa,
pero igualmente imprescindible, para garantizar los suministros básicos de las entidades
públicas que velan por nuestra seguridad y bienestar (comisarías de los Fuerzas y Cuerpos
de Seguridad del Estado, parques de bomberos, etc.), de las empresas de distribución
alimentaria (centros logísticos, cadenas de frío de supermercados, etc.)… así como de
comunidades de vecinos y domicilios particulares, lógicamente a plena ocupación.
Por todo lo anterior, creemos necesario que se reconozca y facilite la labor de los
instaladores como operadores esenciales, de manera que puedan seguir realizando su
trabajo sin más dificultades e impedimentos que los propios de una situación como la
que vivimos.
Todos debemos entender que el correcto funcionamiento de estas infraestructuras no
sería posible sin la imprescindible labor que están llevando a cabo.